Bodas y Eventos
Tú Guía para Bodas y Eventos
home Bodas y Eventos > Ideas originales, notas y artículos > La Ceremonia Religiosa > Lecturas > Lecturas para la Ceremonia Religiosa Lecturas para la Ceremonia Religiosa
Eventos / Bodas / Casamientos
La Novia
La Ceremonia Religiosa
Lecturas
Preguntas Frecuentes
El Novio
Civil y Trámites
Lecturas
Lecturas para la Ceremonia Religiosa

Lecturas para tu ceremonia religiosa

 

Las lecturas que se realizan en la ceremonia religiosa serán escogidas por los novios y deben contener un significado para ellos que les permita acudir a ellas en los momentos difíciles y de prueba. Juntos deberán leer todas las opciones y seleccionar aquellas con las que se identifican. Después decidirán quienes las leerán en la misa, pudiendo ser algún familiar cercano o amigo.

 

Las lecturas en tu boda las deben de hacer personas cercanas a ustedes o a quienes ustedes consideren muy especiales....

 

Es necesario que los novios se tomen el tiempo necesario para elegir estas lecturas, ya que las palabras que escuchen en la ceremonia religiosa las tendran presentes durante toda su vida.

 

Las lecturas ustedes por lo general las pueden escoger, pero las más comunes son:

 

 

Primera Lectura

 

 

• Lectura del Libro del Génesis 2,18-24: “Serán los dos una sola cosa".

 

Dijo el Señor Dios: "No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle a alguien como él, para que lo ayude". Entonces el Señor Dios formó de la tierra todas las bestias del campo y todos los pájaros del cielo y los llevó ante Adán, para que les pusiera nombres y así, todo ser viviente tuviera el nombre puesto por Adán.

 

Así pues, Adán les puso nombres a todos los animales domésticos, a los pájaros del cielo y a las bestias del campo; pero no hubo ninguno como Adán, para ayudarlo.

 

Entonces el Señor Dios hizo caer al hombre en un profundo sueño, y mientras dormía, le sacó una costilla y cerró la carne sobre el lugar vacío. Y de la costilla que le había sacado al hombre, Dios formó una mujer. Se la llevó al hombre y éste exclamó:

 

"Esta sí es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Esta será llamada mujer o hembra, porque ha sido formada del hombre".

 

Por eso el hombre abandona a su padre y a su madre, y se une a su mujer y los dos se hacen una sola cosa.

 

Palabra de Dios.

 

 

• Lectura del Libro de Génesis 1,26-28: “El los creó varón y mujer”.

 

Dijo Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza; que domine a los peces del mar, a las aves del cielo, a los animales domésticos y a todo animal que se arrastra sobre la tierra”.

Y creó Dios al hombre a su imagen; hombre y mujer los creó.

Y los bendijo Dios y les dijo: “Sean fecundos y multiplíquense, llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar, a las aves del cielo y a todo ser viviente que se mueve sobre la tierra”.

Vio Dios todo lo que había hecho y lo encontró muy bueno.

 

Palabra de Dios.

 

 

• Lectura del libro de los Eclesiásticos 26,1-4. 13-16: “La mujer, resplandor de su hogar”.

 

Dichoso el marido de una mujer buena; se doblarán los años de su vida.

La mujer hacendosa hace prosperar al marido, él cumplirá sus días en paz.

Mujer buena es buen partido que recibe el que teme al Señor;

sea rico o pobre, estará contento y tendrá cara alegre en toda sazón.

Mujer hermosa deleita al marido, mujer prudente lo robustece;

Segunda Lectura

mujer modesta duplica su encanto: no hay belleza que pague un ánimo casto.

El sol brilla en el cielo del Señor, la mujer bella, en su casa bien arreglada.

 

mujer discreta es don del Señor: no se paga un ánimo instruido;

 

 

• Lectura del Libro de Tobías 8,5-10: “Que los dos juntos vivamos felices hasta la vejez”.

 

La noche de su boda, Tobías dijo a Sara:

- Somos descendientes de un pueblo de santos, y no podemos unirnos como los paganos que no conocen a Dios.

Se levantaron los dos y, juntos, se pusieron a orar con fervor. Pidieron a Dios su protección.

Tobías dijo:

− Señor, Dios de nuestros padres, que te bendigan el cielo y la tierra, el mar, las fuentes, los ríos y todas las criaturas que en ellos se encuentran. Tú hiciste a Adán del barro de la tierra y le diste a Eva como ayuda. Ahora, Señor, tú lo sabes: si yo me caso con esta hija de Israel, no es para satisfacer mis pasiones, sino solamente para fundar una familia en la que se bendiga tu nombre por siempre.

Y Sara, a su vez, dijo:

− Ten compasión de nosotros, Señor, ten compasión. Que los dos juntos vivamos felices hasta nuestra vejez.

 


Palabra de Dios.

 

 

• Lectura del Libro del Cantar de los Cantares 2,8-10; 14-16; 8,6-7: “El amor es más fuerte que la muerte”.

 

LA AMADA

¡La voz de mi amado!

Miren cómo ya viene saltando por los montes, brincando por los

cerros, mi amado, como una gacela o un cabrito.

Ahora se detiene detrás de nuestra cerca, y se pone a mirar por las

ventanas, a espiar por las rejas.

Mi amado empieza a hablar y me dice: Levántate, compañera mía,

hermosa mía, y ven por acá.

Paloma mía, que te escondes en las grietas de las rocas en apartados

riscos, muéstrame tu rostro, déjame oír tu voz, porque tu voz es

dulce y amoroso tu semblante.

Mi amado es para mí, y yo para mi amado.

Grábame como un tatuaje sobre tu corazón, como un tatuaje en tu

brazo. Porque es fuerte el amor como la muerte, y la pasión, tenaz

como el infierno. Sus flechas son dardos de fuego, como llama divina.

No apagarán el amor ni lo ahogarán océanos ni ríos.

 

Palabra de Dios.

 

 

Salmo Responsorial

 

 

• Del Salmo 33: “Gustad y ved que bueno es el Señor”.

• Del Salmo 144: “El Señor está lleno de amor”.

• Del Salmo 102: “El Señor es comprensivo y misericordioso”.

• Del Salmo 127: “Dichoso el que ama al Señor y sigue sus caminos”.

• Del Salmo 32: “La alegría de nuestro corazón viene de Dios”.

 

 

Segunda Lectura

 

 

• Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los efesios 5,2a.21-33

“Maridos amen a sus esposas”

 

Hermanos: Vivan amados, como cristo, que nos amó y se entregó por nosotros.

Respétense unos a otros, por reverencia a Cristo: que las mujeres respeten a sus maridos, como si se tratara del Señor, por que el marido es cabeza de la mujer, como Cristo es cabeza y salvador de la Iglesia, que su cuerpo. Por lo tanto, así como la Iglesia es dócil a Cristo, así también las mujeres sean dóciles a sus maridos en todo.

Maridos, amen a sus esposas como Cristo amó a su iglesia y se entregó por ella para santificarla, purificándola con el agua y la palabra, pues él quería presentársela a sí mismo toda resplandeciente, sin mancha ni arruga ni c osa semejante, si no santa e inmaculada.

Así los maridos deben amar a sus esposas, como cuerpo suyo que son .El que ama a su esposa sea ama a sí mismo, pues nadie jamás ha odiado a su propio cuerpo, sino que le da alimento y calor, como Cristo hace con la Iglesia, por que somos miembros de su cuerpo.

Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán los dos una sola cosa. Este es un gran misterio y yo lo refiero a Cristo y a la Iglesia.

En una palabra, que cada uno de ustedes ame a su mujer como a sí mismo, y que la mujer respete a su marido. Palabra de Dios.

 

Palabra de Dios

 

 

• Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Pablo a los Corintios: (6,13-15 17-20) “Vuestro cuerpo en templo del Espíritu Santo”

 

La comida para el vientre y el vientre para la comida. Mas lo uno y lo otro destruirá Dios. Pero el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor para el cuerpo.

Y Dios, que resucitó al Señor, nos resucitará también a nosotros mediante su poder.

¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? Y ¿había de tomar yo los miembros de Cristo para hacerlos miembros de prostituta? ¡De ningún modo!

Mas el que se une al Señor, se hace un solo espíritu con él.

¡Huid de la fornicación! Todo pecado que comete el hombre queda fuera de su cuerpo; mas el que fornica, peca contra su propio cuerpo.

¿O no sabéis que vuestro cuerpo es santuario del Espíritu Santo, que está en vosotros y habéis recibido de Dios, y que no os pertenecéis?

¡Habéis sido bien comprados! Glorificad, por tanto, a Dios en vuestro cuerpo.

 

Palabra de Dios

 

 

• Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Pablo a los Corintios: (12,31 13,1) “Si no amo, nada soy”

 

Hermanos: Aspiren a los dones más preciosos. Pero les voy a mostrar un camino mucho mejor. Si yo hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, y me faltara el amor, no sería más que bronce que resuena y campana que toca. Si yo tuviera el don de profecía, conociendo las cosas secretas con toda clase de conocimientos, y tuviera tanta fe como para trasladar los montes, pero me faltara el amor, nada soy. Si reparto todo lo que poseo a los pobres y si entrego hasta mi propio cuerpo, pero no por amor, sino para recibir alabanzas, de nada me sirve. El amor es paciente, servicial y sin envidia. No quiere aparentar ni se hace el importante. No actúa con bajeza, ni busca su propio interés. El amor no se deja llevar por la ira, sino que olvida las ofensas y perdona. Nunca se alegra de algo injusto y siempre le agrada la verdad. El amor disculpa todo; todo lo cree, todo lo espera y todo lo soporta. El amor nunca pasará.

 

Palabra de Dios

 

 

• Lectura de la primera carta del Apóstol San Pablo a los Corintios (13, 1-13) “Nada más perfecto que el amor”

 

Aunque hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si me falta el amor sería como bronce que resuena o campana que retiñe.

Aunque tuviera el don de profecía y descubriera todos los misterios –el saber más elevado-, aun que tuviera tanta fe como para trasladar montes, si me falta el amor nada soy.

Aunque repartiera todo lo que poseo e incluso sacrificara mi cuerpo, pero para recibir alabanzas y sin tener el amor, de nada me sirve.

El amor es paciente y muestra comprensión. El amor no tiene celos, no aparenta ni se infla. No actúa con bajeza ni busca su propio interés, no se deja llevar por la ira y olvida lo malo.

No se alegra de lo injusto, sino que se goza en la verdad. Perdura a pesar de todo y lo soporta todo.

El amor nunca pasará. Las profecías perderán su razón de ser, callarán las lenguas y ya no servirá el saber más elevado. Porque este saber queda muy imperfecto, y nuestras profecías también son algo muy limitado; y cuando llegue lo perfecto, lo que es limitado desaparecerá.

Cuando era niño, pensaba y razonaba como niño. Pero cuando me hice hombre, dejé de lado las cosas de niño. Así también en el momento presente vemos las cosas como en un mal espejo y hay que adivinarlas, pero entonces conoceré como soy conocido.

Ahora, pues, son válidas la fe, la esperanza y el amor; las tres, pero la mayor de estas tres es el amor.

 

Palabra de Dios

 

 

• Lectura De La Carta Del Apóstol San Pablo A Los Colosenses 3,12-17

“Por encima de todo esto, el amor es el ceñidor de la unidad consumada”

 

Hermanos:

Puesto que son elegidos de Dios, santos y objetos de su amor, revístanse de un corazón compasivo, magnánimo, humilde, afable y paciente. Sopórtense mutuamente y perdónense cuando tengan quejas contra otro. Como el Señor los ha perdonado, perdonen también ustedes. Y sobre todas estas virtudes, pongan la caridad que es vínculo de perfecta unión.

Que en sus corazones reine la paz de Cristo, esa paz a la que han sido llamados como miembros de un solo cuerpo. Finalmente, sean agradecidos. Que la Palabra de Cristo habite en ustedes con toda su riqueza. Ilústrense y exhórtense mutuamente, con toda sabiduría. Con el corazón lleno de gratitud, alaben a Dios con salmos, himnos y cánticos espirituales y que, cuanto digan o hagan, sea en el nombre del Señor Jesús, dando por su medio gracias a Dios Padre.

 

Palabra de Dios

 

 

• Lectura del Libro del Apóstol San Pablo a los Romanos 8, 31b-35 37-39

“¿Quién podrá apartarnos del amor de Cristo?”

 

Si Dios está por nosotros ¿quién contra nosotros?

El que no perdonó ni a su propio Hijo, antes bien le entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará con él graciosamente todas las cosas?

¿Quién acusará a los elegidos de Dios?  Dios es quien justifica.  ¿Quién condenará?  ¿Acaso Cristo Jesús, el que murió; más aún el que resucitó, el que está a la diestra de Dios, y que intercede por nosotros?

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿La tribulación?, ¿la angustia?, ¿la persecución?, ¿el hambre?, ¿la desnudez?, ¿los peligros?, ¿la espada?,

Pero en todo esto salimos vencedores gracias a aquel que nos amó.

Pues estoy seguro de que ni la muerte ni la vida ni los ángeles ni los principados ni lo presente ni lo futuro ni las potestades ni la altura ni la profundidad ni otra criatura alguna podrá separarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús Señor nuestro.

 

Palabra de Dios

 

 

• Lectura del Libro del Apóstol San Pablo a los Romanos 12, 1-2 8a-18

 

Os exhorto, pues, hermanos, por la misericordia de Dios, que ofrezcáis vuestros cuerpos como una víctima viva, santa, agradable a Dios: tal será vuestro culto espiritual.

Y no os acomodéis al mundo presente, antes bien transformaos mediante la renovación de vuestra mente, de forma que podáis distinguir cuál es la voluntad de Dios: lo bueno, lo agradable, lo perfecto.

El que da, con sencillez; el que preside, con solicitud; el que ejerce la misericordia, con jovialidad.

Vuestra caridad sea sin fingimiento; detestando el mal, adhiriéndoos al bien; amándoos cordialmente los unos a los otros; estimando en más cada uno a los otros; con un celo sin negligencia; con espíritu fervoroso; sirviendo al Señor; con la alegría de la esperanza; constantes en la tribulación; perseverantes en la oración; compartiendo las necesidades de los santos; practicando la hospitalidad.

Bendecid a los que os persiguen, no maldigáis.

Alegraos con los que se alegran; llorad con los que lloran.

Tened un mismo sentir los unos para con los otros; sin complaceros en la altivez; atraídos más bien por lo humilde; no os complazcáis en vuestra propia sabiduría.

Sin devolver a nadie mal por mal; procurando el bien ante todos los hombres: en lo posible, y en cuanto de vosotros dependa, en paz con todos los hombres;

 

Palabra de Dios

 

 

• Lectura De La Primera Carta Del Apóstol San Pedro 3,1-9

“Tened un solo pensar y sentir con afecto fraternal”

 

Mujeres, sean sumisas a sus maridos para que, si incluso algunos no creen en la Palabra, sean ganados no por palabras, sino por la conducta de sus mujeres, al considerar su conducta casta y respetuosa.

Que su adorno no esté en el exterior: en peinados, joyas y modas, sino en lo oculto del corazón, en la incorruptibilidad de un alma dulce y serena; esto es precioso ante Dios. Así se adornaban en otro tiempo las santas mujeres que esperaban en Dios, siendo sumisas a sus maridos; así obedeció Sara a Abraham, llamándole señor. De ella se hacen hijas cuando obran bien, sin tener ningún temor.

De igual manera, ustedes, maridos, en la vida común, sean comprensivos con la mujer que es un ser más frágil, respetándolas, ya que son también coherederas de la gracia de la Vida, para que sus oraciones no encuentren obstáculo.

Procuren todos tener un mismo pensar y un mismo sentir: con afecto fraternal, con ternura, con humildad.

No vuelvan mal por mal o insulto por insulto; al contrario, respondan con una bendición, porque su vocación mira a esto: a heredar una bendición.

 

Palabra de Dios

 

 

• Lectura del Libro del Apóstol San Pablo a los Romanos 8, 31b-35 37-39

“¿Quién podrá apartarnos del amor de Cristo?”

 

Si Dios está por nosotros ¿quién contra nosotros?

El que no perdonó ni a su propio Hijo, antes bien le entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará con él graciosamente todas las cosas?

¿Quién acusará a los elegidos de Dios?  Dios es quien justifica.  ¿Quién condenará?  ¿Acaso Cristo Jesús, el que murió; más aún el que resucitó, el que está a la diestra de Dios, y que intercede por nosotros?

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿La tribulación?, ¿la angustia?, ¿la persecución?, ¿el hambre?, ¿la desnudez?, ¿los peligros?, ¿la espada?,

Pero en todo esto salimos vencedores gracias a aquel que nos amó.

Pues estoy seguro de que ni la muerte ni la vida ni los ángeles ni los principados ni lo presente ni lo futuro ni las potestades ni la altura ni la profundidad ni otra criatura alguna podrá separarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús Señor nuestro.

 

Palabra de Dios

 

 

•Lectura De La Primera Carta Del Apóstol San Pedro 3,1-9

“Tened un solo pensar y sentir con afecto fraternal”

 

Mujeres, sean sumisas a sus maridos para que, si incluso algunos no creen en la Palabra, sean ganados no por palabras, sino por la conducta de sus mujeres, al considerar su conducta casta y respetuosa.

Que su adorno no esté en el exterior: en peinados, joyas y modas, sino en lo oculto del corazón, en la incorruptibilidad de un alma dulce y serena; esto es precioso ante Dios. Así se adornaban en otro tiempo las santas mujeres que esperaban en Dios, siendo sumisas a sus maridos; así obedeció Sara a Abraham, llamándole señor. De ella se hacen hijas cuando obran bien, sin tener ningún temor.

De igual manera, ustedes, maridos, en la vida común, sean comprensivos con la mujer que es un ser más frágil, respetándolas, ya que son también coherederas de la gracia de la Vida, para que sus oraciones no encuentren obstáculo.

Procuren todos tener un mismo pensar y un mismo sentir: con afecto fraternal, con ternura, con humildad.

No vuelvan mal por mal o insulto por insulto; al contrario, respondan con una bendición, porque su vocación mira a esto: a heredar una bendición.

 

Palabra de Dios

 

 

Evangelio

 

 

• Lectura del Santo Evangelio según San Juan 17,20-26: “Que todos sean uno”.

 

En aquel tiempo Jesús levantó los ojos al cielo y dijo:

"Padre, no sólo te pido por mis discípulos, sino también por los que van a creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno, como tú, Padre, en mí y yo en ti somos uno, a fin de que sean uno en nosotros y el mundo crea que tú me has enviado.

Yo les he dado la gloria que tú me diste, para que sean uno, como nosotros somos uno. Yo en ellos y tú en mí, para que su unidad sea perfecta y así el mundo conozca que tú me has enviado y que los amas, como me amas a mí.

Padre, quiero que donde yo esté, estén también conmigo los que me has dado, para que contemplen mi gloria, la que me diste, porque me has amado desde antes de la creación del mundo.

Padre Justo, el mundo no te ha conocido; pero yo sí te conozco y éstos han conocido que tú me enviaste. Yo les he dado a conocer tu nombre y se lo seguiré dando a conocer, para que el amor con que me amas esté en ellos y yo también en ellos".

 

Palabra de Dios

 

 

• Lectura del Santo Evangelio según San Juan 15,9-12: “Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros”.

 

(Una nueva invitación a la alegría de amar. Hasta el fon¬do, como Jesús. Y al mismo tiempo, una llamada a con¬vertir este amor en fruto. Es decir, una llamada a no en¬cerrar este amor dentro de la pareja, sino sentirse envia¬dos a extenderlo).

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vi¬da por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su Señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer.

No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido, y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vues¬tro fruto dure. De modo que lo que pidáis al Padre en mi nom¬bre, os lo dé.

 

Palabra de Dios

 

 

• Lectura del Santo Evangelio según San Juan 2,1-11: “Esto que Jesús hizo en Caná de Galilea, fue la primera de sus señales”.

 

En aquel tiempo, hubo una boda en Caná de Galilea, en la cual asistió la madre de Jesús. Este y sus discípulos también fueron invitados. Como llegara a faltar el vino, María le dijo a Jesús “Ya no tienen vino” Jesús le contesto “Mujer ¿que podemos hacer tú y yo? Todavía no llega mi hora” pero ella dijo a los que servían: “Hagan lo que él les diga”.

Había allí seis tinajas de piedra, de unos cien litros cada una, que servían: “Llenen de agua esas tinajas”. Y las llenaron hasta el borde. Entonces les dijo: “Saquen ahora un poco y llévenselo al mayordomo”. Así lo hicieron, y en cuanto el mayordomo probó el agua convertida en vino, sin saber su procedencia, porque sólo los sirvientes la sabían, llamo al novio y le dijo: “Todo mundo sirve primero el vino mejor, y cuando los invitados ya han bebido bastante, se sirve el corriente. Tú, en cambio has guardado el vino mejor hasta ahora”.

Esto que hizo Jesús en Caná Galilea fue la primera de sus señales milagrosa. Así manifestó su gloria y sus discípulos creyeron en él.

 

 

• Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 5,1-12: “Bienaventurados serán...”.

 

Viendo la muchedumbre, subió al monte, se sentó, y sus discípulos se le acercaron.

Y tomando la palabra, les enseñaba diciendo:

"Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos.

Bienaventurados  los mansos , porque  ellos poseerán en herencia la tierra. 

Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos serán saciados.

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.

Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.

Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos.

Bienaventurados seréis cuando os injurien, y os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa.

Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos; pues de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros.

 

Palabra de Dios

 

 

•Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 5,13-16: “El resplandor de la pareja”.

 

Ustedes son la sal de la tierra. Y si la sal se vuelve desabrida, ¿con que se le puede devolver el sabor? Ya no sirve para nada sino para echarla a la basura o para que la pise la gente. Ustedes son luz para el mundo. No se puede esconder una ciudad edificada sobre un cerro. No se enciende una lámpara para esconderla debajo de un cajón, sino para ponerla en un candelero a fin de que alumbre a todos los de la casa. Así pues, debe brillar su luz ante los hombres, para que vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre de ustedes que está en los cielos.

 

Palabra de Dios

 

 

• Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 19, 3-6: “Los dos serán una sola carne”.

 

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos fariseos y le preguntaron para ponerlo a prueba:

• ¿Es lícito a uno despedir a su mujer por cualquier motivo?

Él les respondió:

• ¿No han leído que el Creador en el principio los creó hombre y mujer, y dijo: "Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne"?

De modo que ya no son dos sino una sola carne.

Pues lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre.

 

Palabra de Dios

 

 

• Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 22,35-40: “Amarás a Dios y a tu prójimo como a ti mismo”.

 

En aquel tiempo, un doctor de la ley le preguntó a Jesús para ponerlo a prueba: "Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la ley?"

Jesús le respondió: "Amarás al señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el más grande y el primero de los mandamientos. El segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. En estos dos mandamientos se fundan toda la ley y los profetas".

 

Palabra de Dios

 

• Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 7,21,24-29: “La casa edificada sobre roca y la casa edificada sobre arena”.

 

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: "No todo el que me diga <Señor, Señor>, entrará en el Reino de los cielos, sino el que cumpla la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

El que escucha estas palabras mías y las pone en práctica, se parece a un hombre prudente que edificó su casa sobre roca. Vino la lluvia, bajaron las crecientes, se desataron los vientos y dieron contra aquella casa; pero no se cayó, porque estaba construida sobre roca. El que escucha estas palabras mías y no las pone en práctica, se parece a un hombre necio que edificó su casa sobre arena. Vino la lluvia, bajaron las crecientes, se desataron los vientos y dieron contra aquella casa y la arrasaron completamente".

Cuando acabó Jesús estos discursos, la gente quedó asombrada de su doctrina, porque les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas.

 

Palabra de Dios

 

 

Promesas Matrimoniales

 

 

Puede leerla uno de los novios, después del intercambio de alianzas:

 

Quiero amarte sin absorberte, apreciarte sin juzgarte, unirme a ti sin esclavizarte, invitarte sin exigirte, criticarte sin herirte y ayudarte sin menospreciarte.

Si puedes hacer lo mismo por mí, entonces nos habremos conocido verdaderamente y podremos caminar juntos

Palabra de Dios.

Otras Notas o Artículos de esta Sección
Avisos clasificados sugeridos para esta sección
Esperamos que en Lecturas para la Ceremonia Religiosa sea lo que estabas buscando, no pierdas mas tiempo con guías que no tienen la información que buscas, en Bodas y Eventos si buscas información de Lecturas para la Ceremonia Religiosa encontras información de Lecturas para la Ceremonia Religiosa.
Gracias por consultar Lecturas para la Ceremonia Religiosa en Bodas y Eventos .
En bodas-eventos encontraras todas las lecturas religiosas que te ayudaran a organizar tu boda, aqui encontraras todo lo que estas buscando sobre casamientos.
 
Nosotros l Notas sobre Bodas y Eventos l Directorio / Direccionario l Publica Gratis
nook
 
Tel.: +54 11 4723 3825
Mail: info@nook.com.ar
Web: www.nook.com.ar
 
TodoPorTelefono TodoPorTelefono
www.todoportelefono.com.ar
Fullautomotor Fullautomotor
www.fullautomotor.com.ar
Salud y Hospitales Salud y Hospitales
www.saludyhospitales.com.ar
Bodas y Eventos Bodas y Eventos
www.bodas-eventos.com.ar
DestinoTerra DestinoTerra
www.destinoterra.com
Cocina y Gastronomia Cocina y Gastronomia
www.cocinaygastronomia.com.ar
Estudiar en Español Estudiar en Español
www.estudiarenespanol.com.ar
Planes de publicacion Sugeri tu comercio o servicio Politicas y condiciones Contactenos
nook diseño web